Tito Crissien

Beneficios tributarios para la reactivación económica / Opinión

‘Beneficios tributarios son apoyo para impulsar el desarrollo de investigaciones’: MinCiencia.

Nada golpea tanto la economía de un país como las limitaciones en el desarrollo de sus negocios, proyectos e inversiones. El impacto que como sociedad tuvimos por causa de la pandemia, nos obligó a impulsar mecanismos para que nuestra economía se reactive. Por eso, hoy quiero destacar uno de los instrumentos gubernamentales desarrollados para este fin.

Se trata de los beneficios tributarios concebidos para promover la inversión en proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTeI), los cuales, con una trayectoria de 30 años, representan una importante estrategia para la reactivación de nuestra economía, pues son de apoyo para las empresas con deducciones, descuentos y exoneraciones por impulsar la competitividad y el desarrollo de investigaciones de alto impacto para el país.

El Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI) de Colombia se fortaleció con la creación, mediante el artículo 31 de la Ley 1286 de 2009, del Consejo Nacional de Beneficios Tributarios en Ciencia, Tecnología e Innovación –CNBT–, encargado de establecer los criterios y condiciones para el acceso a dichos beneficios. Ello ha contribuido a que Colombia no se detenga en el crecimiento del campo científico, tecnológico y de innovación, indispensable para el presente y futuro.

Por esa misma razón, el gobierno actual expidió la Ley 1955 de 2019, a través de la cual se dictaron nuevas disposiciones sobre estos beneficios tributarios para los colombianos, dando impulso a la deducción y descuento por inversión, pero también creando nuevos incentivos como el crédito fiscal para las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes), destacándose los otorgados por vinculación laboral de doctores y por donaciones.

Como respaldo a esta estrategia, desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación hemos otorgado $4.4 billones en beneficios tributarios por inversión en CTeI, para incentivar la innovación en el sector empresarial. Eso representa el 92% de la meta del cuatrienio en el Plan Nacional de Desarrollo ($4.8 billones). Y es altamente positivo que durante el 2021 hayamos cumplido el 100% de lo propuesto ($1.9 billones).

Quizá algunas empresas, instituciones u organizaciones desconozcan estos beneficios tributarios a los que pueden acceder los inversores y/o ejecutores de proyectos de ciencia, tecnología e innovación. Pero entre 2019 y 2021, la estrategia benefició a un total de 495 empresas (277 grandes, 136 medianas, 61 pequeñas y 21 micro).

Algunas instituciones educativas y centros de investigación y desarrollo recibieron exención del IVA por importación de equipos y elementos de CTel. Otras recibieron el beneficio “ingresos no constitutivos de renta y/o ganancia ocasional”, que otorgado a 4.316 investigadores del país por desarrollar actividades de CTeI. Las MiPymes accedieron al crédito fiscal, con lo cual recuperarán a través de “Títulos de Devolución de Impuestos -TIDIS, las inversiones realizadas en proyectos de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación, siempre que cumplan con los requisitos del Decreto 1011 de 2020.

Los colombianos pueden acceder además al beneficio tributario por donaciones para el financiamiento de programas y/o proyectos de CTeI, realizadas al Fondo Nacional de Financiamiento para la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, Francisco José de Caldas.

Resalto de manera especial el beneficio tributario por vinculación de personal con títulos de doctorado en las empresas, para el desarrollo de actividades de I+D+i, pues nuestros investigadores y doctores son capital humano indispensable para alcanzar las metas de desarrollo sostenible.

Tito José Crissien
Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación