Tito Crissien

Colombia quiere volver a ser actor importante en la producción de vacunas

Después de casi dos años desde que la OMS realizó la declaración de la pandemia por COVID-19, el mundo se enfrentó a un gran reto de generar, producir y distribuir vacunas para hacerle frente a la contingencia. Para ello, la industria farmacéutica tuvo un papel y un reto fundamental en la búsqueda de soluciones.

Colombia por su parte, se desplegó rápidamente para la adquisición, distribución y entrega de vacunas. Al mismo tiempo, el gobierno desarrolló acciones para acelerar el desarrollo y lograr nuevamente la producción de vacunas en el país, sin embargo, para alcanzar este propósito es necesario robustecer capacidades como la inversión, el talento humano y la infraestructura.

La articulación de actores como la academia, industria y gobierno es de suma importancia para dar soluciones a situaciones inesperadas que se presenten en el futuro. Así mismo, para Carlos Felipe Escobar, director del Instituto de Prospectiva e Innovación en Salud INNOS “Fortalecer las capacidades de desarrollo y producción de vacunas es una tarea que busca asegurar a los colombianos un acceso a la salud más equitativo y de calidad, permitiendo la llegada y el desarrollo de la innovación a nuestro país.”

El Ministerio de Salud se ha fijado metas para la producción local de vacunas. Inicialmente, el país requiere contar con infraestructura adecuada para realizar el fill and finish, luego producir sus propias vacunas a través de transferencia tecnológica y, por último, contar con unidades de investigación y desarrollo para producir sus propias vacunas.

Por otra parte, el asesor en temas de salud, ciencias de la vida y biotecnología de Minciencias, Felipe Guillen señala que “desde el Ministerio se encuentra en proceso el diseño y formulación de la política pública de ciencia y tecnología para la salud del bienestar. Estos marcos normativos permitirán generar caminos para que el sistema nacional pueda avanzar sin ningún inconveniente.”

El futuro de las vacunas en Colombia

Para retomar la producción de vacunas humanas en Colombia, el país cuenta con el compromiso de la industria de I+D y con aliados importantes como Vecol y VaxThera; quienes están alineados para responder los retos que se presenten en seguridad sanitaria y salud pública. Si bien una de las mayores preocupaciones actualmente es el COVID-19, el proyecto abarca otras enfermedades como dengue, fiebre amarilla, e influenza.

La Empresa Colombiana de Productos Veterinarios (VECOL) actualmente está ejecutando un proyecto para la construcción de una nueva planta de biológicos que incluye entre otros, áreas especializadas para la producción de vacunas para humanos. Zulma Suárez, directora de investigación y desarrollo en Vecol afirma que la compañía “tiene una larga trayectoria en producción de vacunas, en el sistema de gestión de calidad y en cumplir con que las vacunas lleguen con seguridad y eficacia a su usuario final.” Esta compañía ya ha desarrollado anteriormente antibióticos biológicos para personas como la vacuna antirrábica humana INMUNOVAC.

Por su parte, VaxThera la recién lanzada empresa colombiana de investigación y desarrollo de biológicos para prevenir y tratar enfermedades, se encuentra alineada con el proyecto de vacunas y quiere contribuir a la independencia en biológicos para América Latina y garantizar la seguridad sanitaria. “Actualmente nos encontramos en el desarrollo de una vacuna universal y de refuerzo contra el covid-19. Ya se encuentra en fase preclínica con excelentes resultados y esperamos que esté lista para el 2023.” Comenta Jorge Emilio Osorio, presidente y Fundador de VaxThera.

“Si bien Colombia cuenta con capacidades y experiencia en la industria, debemos fijarnos retos a largo plazo y trabajar en los mecanismos de colaboración con los diferentes actores involucrados. De esta manera, podremos consolidar el trabajo en soluciones sanitarias para la región” finalizó Escobar, director de INNOS.